Nuestros abalorios de cerámica griega se fabrican en un taller de Grecia. Todas las cuentas  de cerámica son únicas porque están hechas a mano, ¡y ése es precisamente el encanto de nuestras cuentas de cerámica griega! Los productos de cerámica están hechos con arcilla natural procedente de Grecia. La gran resistencia de la arcilla distingue a la cerámica griega. Como las cuentas se fabrican una a una a mano, es un proceso largo y costoso. Una vez formados los abalorios, la arcilla se somete a cocción a alta temperatura. Esto hace que las cuentas sean tan duras que resultan perfectas para trabajarlas en joyería. A continuación, las cuentas se cubren con una capa de pintura en vidrio, que también se aplica manualmente. Esta costosa y exclusiva pintura en vidrio está hecha con un componente natural. Este aporta a los abalorios no sólo un color excepcional, sino también su brillo característico y una capa adicional de protección.